Join our Mailing List

"I believe that to meet the challenges of our times, human beings will have to develop a greater sense of universal responsibility. It is the foundation for world peace."

México avasallado por la "diplomacia" china durante visita del Dalai Lama

September 20, 2011

China amenaza a México. Y lo hace por partida doble: en lo diplomático, y aún más grave y sin vínculo con lo anterior, en lo económico. En el ámbito diplomático, las autoridades del país asiático recurren a un lenguaje arrogante —de tono inadmisible para la dignidad de nuestro país— con motivo del encuentro en Los Pinos, del presidente Felipe Calderón con el Dalai Lama.
La embajada china emitió el siguiente comunicado: “La recepción al Dalai Lama por parte del presidente Felipe Calderón, es una grosera intervención en los asuntos internos chinos y hiere al pueblo chino”.
Por su parte, el vocero del ministerio del Exterior de China, Ma Zhaoxu, dijo en un comunicado: “Exigimos que el gobierno de México adopte medidas para eliminar el impacto negativo y salvaguardar el estable y firme desarrollo de las relaciones chino-mexicanas”.
Y eso que este encuentro con el premio Nobel de la Paz fue cuidadoso por parte de la Presidencia mexicana. Fue una reunión privada, no se difundieron imágenes de la misma y el comunicado oficial cumplió con reiterar la posición oficial mexicana a favor de “una sola China”.
La cancillería mexicana, no ha hecho todavía lo que corresponde: entregar una nota diplomática al embajador chino en nuestro país, señalando que no se puede acusar de “grosero” al gobierno mexicano ni plantear exigencia alguna a nuestro país, pues el titular del Ejecutivo —basado en la soberanía de nuestra nación— recibió la visita de una personalidad internacional reconocida con un premio Nobel.
Eso no es intervenir en asuntos internos de China, pero en cambio, sus comunicados poco diplomáticos sí lo hacen con México.
La dictadura china no ha aprendido a comportarse en el ambiente internacional. Occidente ha cometido un severo error al olvidar sus principios y valores en relación con el país asiático, al cerrar los ojos ante sus flagrantes violaciones a la Declaración Universal de los Derechos Humanos, al tolerar su enorme contaminación ambiental y al apoyar sus exportaciones depredadoras.
Sin embargo, algo que debería ya saberse, es que el gobierno chino es un tigre de papel. Siempre vocifera por las visitas del Dalai Lama, pero ellos son los que tienen más que perder. Si bien un gobierno como el de la ciudad de México puede negar prestar el Zócalo —como denuncia Daniel Karam, de Casa Tíbet— para que no se enoje el gobierno chino, en realidad la cólera de esta dictadura no nos debería importar.
La principal amenaza china no es su desplante de mala diplomacia, sino su afectación a la planta industrial mexicana. Actualmente el balance comercial entre México y China es muy desfavorable para nuestro país. De 50 mil millones de dólares de intercambio, 45,600 millones de dólares son para el gigante asiático.
Esto no es por falta de competitividad de la economía mexicana, como sostienen los académicos propagandistas de China —la mayor parte de estos académicos, de la UNAM al Colegio de México, no es neutral porque recibe subsidios, becas, viajes, etcétera—, sino porque un mercado regulado como el mexicano no puede interactuar de manera simétrica con un mercado de capitalismo de estado salvaje como el chino. Además de que el trato de China a México no es, incluso, el mismo que este país da en América Latina a Brasil o Argentina.
El coordinador de política económica del PRI (Partido Revolucionario Institucional) en el Senado, Francisco Labastida, se ha puesto del lado de los productores mexicanos: “Cuando hay una crisis, cuando hay dumping y cuando hay subsidios a la exportación, cualquier nación protege a sus empresas, y al gobierno mexicano sólo le interesa quedar bien con los chinos” (Reforma 6/9/2011). Salomón Presburger, de la Concamin (Confederación de cámaras industriales), coincidió en ese mismo reportaje al denunciar que “China manipula su moneda y presenta márgenes de distorsión del 30 al 40%”.
El presidente Felipe Calderón debe defender la dignidad de México en lo diplomático, pero sobre todo —al contrario de lo que plantea su secretario de Economía, Bruno Ferrari— es necesario que se pongan del lado de los intereses económicos mexicanos— esto no es proteccionismo, es sentido común.
Cuando China compita sometida a reglas universales —lo que incluiría dejar de trampear con la depreciación artificial de su moneda para beneficiar sus exportaciones, evite el dumping, la evasión fiscal del contrabando que sale de sus puertos y deje también de exportar mercancía producida en el sistema Laogai de campos de trabajo forzado, el Gulag olvidado chino, donde deportan a miembros de Falun Gong, católicos, disidentes, vagabundos para que trabajen como esclavos— entonces se podría pensar en las quitas arancelarias que los burócratas de la OMC le quieren imponer a nuestro país en el próximo diciembre.
http://www.lagranepoca.com/mexico-avasallado-por-la-diplomacia-china-durante-visita-del-dalai-lama

CTC National Office 1425 René-Lévesque Blvd West, 3rd Floor, Montréal, Québec, Canada, H3G 1T7
T: (514) 487-0665   ctcoffice@tibet.ca
Developed by plank